Aprendamos juntos

Familia
Educar en tecnología desde la familia

Desde que los niños nacen, están expuestos a la tecnología. Por eso, resulta tan importante que los padres les ayuden desde pequeños a realizar un uso responsable de los dispositivos móviles. Es importante que nuestros hijos e hijas apliquen el pensamiento crítico a la hora de conectarse a la red.

Uso responsable desde bien pequeños

Para hacer un uso responsable desde que los niños son pequeños, es necesario que los padres pongan de su parte. Esto significa que para que un niño o niña no tenga retrasos en el habla no debería estar expuesto a las pantallas hasta pasados los dos años.

Además, hay más efectos negativos del uso de las pantallas a edades tempranas, como, por ejemplo, el aumento de casos de niños y niñas con miopía con 2 y 3 años o niños más impulsivos y con menos paciencia.

Por si fuese poco, usar las tecnologías en exceso puede socavar gravemente la imaginación y creatividad en los niños y a medida que crecen, tendrán más dificultades para relacionarse con otras personas cara a cara.

Los peligros del mal uso

Por supuesto, es necesario entender que los peligros que tiene el mal uso de las tecnologías e internet, pueden tener graves consecuencias.

Los peligros más comunes son:

  • Facilidad para apostar y gastar dinero en Internet.
  • Acceso no apropiado para menores.
  • Cyberbullying (acoso entre niños por redes sociales)
  • Gooming (adultos que se hacen pasar por menores para chantajear a los niños)
  • Sexting (envío de fotografías sexuales)
  • Adicción a Internet.

En realidad, estos peligros ocurren únicamente si se hace un uso inadecuado de las tecnologías por lo que es importante enseñar a los niños desde pequeños a su buen uso responsable. De esta manera, cuando sean adolescentes no tendrás que preocuparte demasiado si saben cómo usar las tecnologías de manera adecuada.

Las tecnologías nos permiten estar conectados y tener información a nuestro alcance de manera sencilla y rápida. Pero lo que importa realmente es saber usar esa información de manera crítica y diferenciar lo que es real de lo que no lo es, lo que es un engaño de lo que no lo es… En definitiva, lo que es bueno de lo malo.

Porque las tecnologías también tienen muchas cosas buenas y es que preparan a los niños a la vida que les espera en el futuro. Estamos en la era digital y ellos forman parte de ella desde el momento en que nacieron.

Beneficios de la tecnología

Un reto educativo

El reto educativo que deben tener los padres en cuenta es saber cómo ayudar a sus hijos a que hagan un uso responsable de la tecnología y para ello hay que tener presente los siguientes puntos clave:

  • Evitar el uso de la tecnología hasta los dos años de edad para que el menor tenga un buen desarrollo cerebral.
  • Limitar el tiempo y controlar el uso de las tecnologías en los niños y adolescentes.
  • No prohibir su uso, sino promover un uso responsable a través del pensamiento crítico.
  • Conocer las últimas novedades sobre tecnología para estar al día y enseñar a los hijos a hacer un buen uso de las mismas.
  • Usar las tecnologías en un lugar compartido del hogar donde todos tengan acceso. Evitar a toda costa el uso de pantallas en lugares privados como el dormitorio.
  • Instalar dispositivos de control parental.
  • Informar a los hijos de los peligros que tiene un mal uso de la tecnología. Sin ser alarmistas, pero sí para que sean conscientes de lo que puede ocurrir.
  • Potenciar otros tipos de intereses en los hijos, como la lectura o el deporte.
  • Ser un buen modelo a seguir para nuestros hijos en cuanto al uso de tecnologías y no dejarnos “absorber” por las mismas. Potenciar la vida familiar y el tiempo de calidad entre padres e hijos.
  • Permite que tus hijos se aburran sin tiempo de tecnología. Así podrán potenciar su creatividad e imaginación.
  • Conoce a tu hijo y cuáles son sus gustos e intereses. Muestra una actitud cercana sin ser demasiado autoritario. Así tu hijo tendrá confianza en contarte o preguntarte aquellas inquietudes que tenga en mente.
  • Si es posible no permitir el uso de tecnología hasta los 12 años y si debe hacerse antes, hacerlo siempre con contenido educativo y supervisado por los padres.

Es importante tener todo esto en cuenta desde que los niños son pequeños para que vayan creciendo de manera que sepan hacer un uso responsable de las nuevas tecnologías y siempre teniendo en cuenta la importancia de la comunicación familiar a través de la sinceridad y la confianza.

Los padres somos los primeros responsables

Debemos dar ejemplo y los niños tienen que ver en nosotros que no estamos absortos ante todo el potencial que desprende Internet. Que te vean hacer un uso adecuado, necesario y nunca demasiado de las tecnologías.

Debes mostrar un comportamiento responsable y de cualquier medio digital y nunca, bajo ninguna circunstancia, antepongas las pantallas a la atención de tus hijos.

El mundo es cambiante, pero tu hijo te necesita presente, necesita saber que estás a su lado todo el tiempo. Eres su modelo a seguir y, por lo tanto, deberás animarle a que pase tiempo alejado de las pantallas y si es a tu lado realizando alguna actividad de disfrute conjunta, mejor.

 

Mª José Roldán
Pedagoga Terapéutica/Psicopedagoga
Psicología

Déjanos tus comentarios