Aprendamos juntos

Instituciones
Haz de tu colegio un semillero de agentes de cambio

La educación que se brinda dentro de los salones de clase se diseña pensando en el desarrollo académico y el éxito posterior de la vida de los niños y adolescentes. Dentro de este modelo se contemplan una gran cantidad de conocimientos para lograr este objetivo, sin embargo, en los enfoques tradicionales se han ignorado las habilidades socioemocionales como parte de una formación completa e integral que ayude a los estudiantes a desarrollarse como seres humanos. 

Para que una persona pueda ser un agente de cambio dentro de la sociedad no es suficiente dar una gran cantidad de conocimientos académicos y desarrollar las habilidades cognitivas que ayudan a obtener estos aprendizajes, también es importante estimular las habilidades socioemocionales ya que benefician el desarrollo personal y social de los individuos (Zins, 2004).

Investigadores del proyecto educativo Collaborative for Academic, Social, and Emotional Learning (CASEL) proponen el desarrollo de seis habilidades principales en contextos educativos, esto son:

1. Autoconsciencia

Involucra el conocimiento propio y la identificación de las emociones de los estudiantes para poder hacer evaluaciones responsables de sus capacidades para responder a situaciones complejas, tener autoconfianza y dar soluciones a los retos que se les presentan. 

2. Consciencia social

Se centra en la capacidad de pensar en los otros e identificar sus emociones para actuar tomando en cuenta su emociones; escuchar y respetar diferentes puntos de vista, opiniones y preferencias; y la habilidad de poder convivir con otros de manera positiva sin importar las diferencias. 

3. Autogestión

Implica poder manejar las emociones propias en en las labores cotidianas, ser capaces de postergar recompensas y perseverar en sus tareas a pesar de las dificultades y frustraciones que puedan experimentar durante su formación. .

4. Conducta prosocial 

Se evidencian cuando los niños y jóvenes pueden manejar sus emociones en las relaciones sociales de modo efectivo, en la capacidad de poder mantener relaciones saludables basadas en la cooperación, la solidaridad y la empatía, así como poder negociar la solución de conflictos, y buscar ayuda cuando la necesiten .

5. Toma responsable de decisiones

Tiene como pilares poder tomar decisiones considerando factores que influyen en sus acciones, las consecuencias y caminos alternativos de acción, al mismo tiempo involucra poder respetar y cuidar de otros con sus acciones y tomar la responsabilidad de sus actos.

6. Autoeficacia

Es el control sobre la motivación, la conducta y el esfuerzo para poder alcanzar una meta. Esta habilidad estimula el conocimiento singular de habilidades, necesario para tener éxito y enfrentar desafíos, para aprender de las críticas y para persistir a pesar de las dificultades.

Estas habilidades, además de mejorar la experiencia de aprendizaje, repercuten en la formación de los estudiantes como seres humanos. Para poder ser implementadas en centros educativos es necesario que directores, profesores y padres de familia muestren interés en el bienestar de los estudiantes para que este enfoque pueda tener resultados positivos.    

Con el desarrollo de estas habilidad y una formación académica sólida, los estudiantes tendrán más herramientas para confiar en sí mismos y tomar los retos necesarios para cumplir con sus objetivos. En este sentido, lograrán ser agentes de cambio en la sociedad y podrán ser generadores de transformaciones positivas en los espacios donde deseen desarrollarse.  

Nuestro modelo de enseñanza bilingüe adopta este enfoque para estimular una educación integral, donde los estudiantes, a través de contenidos diseñados en estudios psicológicos y neurológicos, podrán conocerse para dar su mejor esfuerzo dentro y fuera del salón de clase. Sé parte de la comunidad BE+Live y forma generadores de cambio. 

Referencias: Collaborative for Academic, Social, and Emotional Learning. 

Zins, J. E. et al. (2004). Building academic success on social and emotional learning: What does the research say? New York: Teachers College Press.

 

Déjanos tus comentarios